Notas de Prensa

Una japonesa que lucha por el desarrollo de Barahona.

Barahona es una provincia hermosa y con muchas riquezas la cual necesita desarrollarse al máximo para generar más empleos tanto en el sector turístico como empresarial. Con ese mismo objetivo el Clúster Turístico de Barahona trabaja con voluntarios de diferentes países que puedan aportar sus conocimientos.
Mami Naiki es una japonesa voluntaria en la ciudad de Barahona que lucha por el desarrollo de dicha provincia mediante el trabajo que realiza.
Naiki destaca que el gobierno de Japón ayuda a voluntarios como ella para el pago de las casas y el consumo de alimentos que son sus necesidades básicas, actualmente están trabajando alrededor de 30 japoneses voluntarios directamente en el sur de Barahona.
“Mi profesión es mercadeo yo trabajo con el Consorcio Turístico de Barahona para ayudar a las personas especialmente en la región sur, el clúster tiene como objetivo dinamizar la economía de Barahona proyectando su turismo”.
Destaca que su trabajo consiste en realizar entrevistas a los hoteles y restaurantes de dicha provincia para recolectar datos de cada organización y de cada hotel para evaluarlos y  decidir con quién puede realizar proyectos y negocios.
Considera que en Barahona se pueden apreciar  muchos lugares bonitos sin embargo la gente y las organizaciones no tienen en sus manos una forma de como poder promocionar sus productos y lugares, por lo que siempre enfatizan en el manejo y uso de las  redes sociales. “Gracias a esas cosas cuando yo trabajaba en la agencia publicitaria de Japón pude aprender cómo usar los métodos para la promoción de mercados a través de las redes sociales, esa es una manera directa de poder comunicarse con la gente”.
Mi visión es hacer charlas o talleres con la gente de esta zona para ayudarlos y entrenarlos a que se puedan promocionar, mi objetivo es dinamizar la economía de Barahona y ayudar a la gente a aumentar la calidad de vida de ellos, resalta Naiki.
“Realmente yo quiero promocionar Barahona a japoneses, europeos, norte americanos y sur americanos para que ellos tengan  la oportunidad de visitar este país, además de que también puedan probar la gastronomía de aquí, la cual es muy sabrosa, esa es una gran estrategia de desarrollo ya que si podemos recibir muchos turistas el sur también podría crecer con el tiempo”.
Resalta que en Barahona hay mucha gente joven que tiene motivación para trabajar y con fuerza llamar la atención de la gente para cambiar su situación.
A mí me encanta Barahona y porque la gente es muy amable, los lugares son muy bonitos y la gastronomía es muy rica, por eso quiero llamar la atención de toda la gente en el mundo, incluyendo japoneses, ya que mi sueño es trabajar mucho aquí para que Barahona y su gente crezca, Puntualiza Naiki.
Ser voluntario es una misión que trae consigo mucha ayuda al prójimo, gente con un hermoso corazón que deciden dejar un país desarrollado e ir en busca de vivir nuevas experiencias que le llenan el alma de experiencias únicas que formarán parte de recuerdos que nunca olvidarán.
Naiki es de esas personas privilegiadas que nacieron para ayudar y el venir a la República Dominicana a dar lo mejor de ella, la hace un ser especial.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
error: Este contenido esta protegido.