Moca

Jamao al Norte un pueblo para perderse en las montañas

Jamao al Norte es un municipio ubicado en la provincia Espaillat, una tierra bendita por sus múltiples atractivos eco turísticos.

A 45 minutos de Moca con un clima maravilloso y unos paisajes únicos, está Jamao al Norte, un pueblo pequeño pero con mucha riqueza natural.

En nuestra llegada fuimos recibidos por Alexis Hernández de Jamao Ecotours, un emprendimiento que ha crecido vertiginosamente ya que no solamente hacen interesantes excursiones para descubrir la zona, sino que también contribuyen con las comunidades.

Esta tour operadora comunitaria fue la responsable de que viviéramos una experiencia especial en este maravilloso lugar que regala tanta paz.

La excursión que elegimos fue hacer kayak en el río Yásica, y que buena elección fue. Nos tomó unos 10 a 15 minutos llegar a la comunidad Las Espinas donde tomamos el Kayak para disfrutar de esta grandiosa aventura.

Hermosas vistas, un río caudaloso con el agua color turquesa, una naturaleza fascinante. Durante media hora a cuarenta y cinco minutos respirando aire fresco disfrutando de la naturaleza.

Un recorrido guiado por jóvenes capacitados que hacen que la experiencia sea más segura. Luego de vivir una de las excursiones más populares de Jamao al Norte,  nos desplazamos al comedor de Doña Negra, un lugar con una vista envidiable donde se puede degustar una exquisita cocina dominicana.

Una comida hecha a la leña, como pocas veces podemos probarla. Un comedor con techo de cana y más de un fogón donde Leónidas de la Cruz conocida como Doña Negra, cocina un menú dominicano y hace una de las mejores habichuelas que hemos probado.

Ensalada, arroz, habichuelas, carne, aguacate y las famosas arepas que ella hace con tanto amor y que toda persona que la prueba desea comer una y otra vez.

Finalizado este almuerzo, descansamos en una hamaca donde sientes la brisa, disfrutas del entorno y compartes unos minutos antes de retornar al pueblo.

Cuando llegamos al pueblo, visitamos la iglesia Asunción de la Virgen María y finalizamos comprando los famosos roquetes hechos de fécula de maíz y las galletas Martin, una tradición mocana desde 1930.

Para todos los que buscan huir de las ciudades, respirar aire puro, empaparse de naturaleza y alegrarse la vista con bonitos paisajes, Jamao al Norte, es una escapada de éxito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba