Cocina Dominicana Pruébala y Promuévela

Buñuelos de Viento

Ingredientes para la receta de buñuelos de viento tradicionales y fáciles (alrededor de 30-35 unidades):

* 150 gr de harina de trigo.
* 200 ml de agua.
* 50 ml de leche.
* 40 gr de mantequilla sin sal.
* 4 huevos M.
* 5 gr de levadura química o polvos de hornear.
* Una pizca de sal.
* 10 gr de azúcar blanco.
* Azúcar glas y canela en polvo para decorar.
* Abundante aceite para freír.

Preparación, cómo hacer buñuelos de viento tradicionales y fáciles:
1. Pon encima de un bol un colador y echa encima la harina para que pase a través de él (coge el colador y ve dándole golpecitos para que caigan en el bol). A este proceso se llama tamizar y sirve para que quede sin grumos ni apelmazamientos.

2. En un cazo pon el agua junto con la leche, la mantequilla, el azúcar y la sal, a fuego medio.

3. En cuanto empiece a hervir la mezcla y aparezcan burbujas, apaga el fuego, aparta el cazo y echa toda la harina de golpe y mezcla muy bien con una espátula o lengua de cocina hasta que no haya ningún grumo, el aspecto sea homogéneo y la masa se despegue fácilmente de las paredes del cazo.

4. Añade un huevo al cazo y mezcla con unas varillas manuales o mejor aún eléctricas, a la velocidad más baja, y mezcla hasta que se haya integrado por completo en la masa. Haz lo mismo con el resto de los huevos, y junto con el último añade la levadura química.

5. Tapa el recipiente con papel film y déjalo reposando en la nevera durante 1 hora.

6. En una sartén honda o cazo echa abundante aceite, pon el fuego fuerte y cuando el aceite esté bien caliente (sin que llegue a humear), ya lo tienes listo para freír los buñuelos de viento. Si tienes un termómetro de cocina podrás medir la temperatura del aceite y empezar a freír cuando llegue a 170ºC, y si no siempre puedes echar un poquito de masa, si se quema rápidamente es que está muy fuerte el aceite y si burbujea poco es que le falta un poco de temperatura.

7. Prepara un plato con papel de cocina encima para ir dejando encima los buñuelos cuando estén fritos.

8. Para darle forma a los buñuelos puedes optar por varias opciones. Puedes utilizar un sacabolas de helado pero cogiendo muy poquita cantidad y, con una cucharilla de café, te ayudas cada vez para ir echando la masa del sacabolas en el aceite. Otra opción es utilizar 2 cucharillas de café para ir cogiendo porciones de masa y, ayudándote con ellas, les das un poco de forma redondita y las echas en el aceite. En ambos casos, las cucharillas debes mojarlas en agua antes de coger cada porción de masa, así caerá más fácilmente al aceite y se pegará menos en las cucharillas.

9. Cuando tengas el aceite preparado ve echando en él tandas de masa de buñuelos de forma que puedan caber todos flotando y sin estar unos encima de otros. Ten en cuenta que crecen casi al doble de su tamaño.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
error: Este contenido esta protegido.